El W.O. Walkover (wokover) en el deporte, es una victoria otorgada a una persona o equipo si no hay más competidores, ya sea por que estos se retiraron, fueron descalificados o “no asistieron”.

Para la noche del lunes 27 de marzo de 2017 estaba previsto la realización del debate presidencial, denominado “Conversando por el Ecuador”. Evento organizado por 125 agrupaciones y gremios del país, como indicó la Cámara de Comercio de Guayaquil. Sin embargo el evento programado para las 20h30 no se realizó, ya que estuvo presente únicamente el candidato presidencial por alianza Creo-Suma, Guillermo Lasso. El candidato postulante de Alianza País, Lenín Moreno “no asistió”. La moderadora Andrea Bernal y quien además es directora del programa de opinión de NTN24, añadió “Sin duda pierde el país. No se trata de los candidatos, sino de los ciudadanos y su derecho de estar informados”.

El uso del término W.O. se origina en las carreras de caballos en Reino Unido donde, a pesar de haber un solo competidor, es necesario que el caballo recorra (Walk over) la pista para que se reconozca el triunfo. El debate preveía que en caso de que alguno de los candidatos no se presentara, no habría transmisión. Sin embargo, se realizaría una entrevista vía emisión en directo por redes sociales con el candidato presente. Así es como Lasso en una breve intervención recordó lo que significa su propuesta de “cambio” para la nación en materia de política y economía entre otras.

De esta manera el postulante de la alianza Creo-Suma en una breve intervención lamentó que Moreno no asistiera y lo consideró un “desaire para los ecuatorianos”. Lasso recordó que él no esquivó ningún debate, diálogo o conversatorio planteado durante la campaña de segunda vuelta electoral.

El objetivo que cada candidato persigue en una elección es maximizar el porcentaje de votos el día de la jornada electoral. De esta manera los debates son solo momentos de campaña, que pueden o no ser importantes, dependiendo si los ciudadanos los toman en cuenta para su decisión de voto. Por lo tanto los debates son momentos en los que se busca dar golpes o evitarlos, como parte de la estrategia. En ese sentido no es de extrañar que Moreno haya declinado participar en debates a lo largo de la campaña, buscando otro formato menos riesgoso para colocar temas en la agenda que le sean favorables y que no puedan ser evitados en el desarrollo del mismo, como se pretendía hacer en el conversatorio organizado por la red de maestros afines a Alianza País y al que Guillermo Lasso también aceptó la invitación.

La mayoría de analistas políticos coinciden que un debate lo gana quien logre incrementar su porcentaje de preferencia y disminuir el de su adversario.

La propuesta de “cambio”

Este domingo los ecuatorianos decidirán si quieren frenar lo que, hasta ahora, ha sido una constante campaña de odio, destinada a mantenerlos divididos y amedrentados o si se deciden por el “cambio”. De esta manera se enfrentarán el continuismo de Alianza País y el “cambio” de la alianza Creo-Suma.

Pero de que “cambio” estamos hablando? Quizás el de poner fin a lo que han sido 10 años de escándalos y denuncias de corrupción, falta de institucionalidad, enajenación de patrimonio nacional, derroche de recursos, excesiva e indeterminada deuda externa e interna, sometimiento del país a China, persecución política, crisis económica e impunidad. En pocas palabras, la ausencia de lo que en algún momento se conoció como el imperio de la ley, la división del poder, la independencia de justicia, la transparencia ética y la alternancia política.

No me equivoco al decir que la mayoría de ecuatorianos están cansados de los constantes enfrentamientos y choques entre oficialistas y no oficialistas, entre pelucones y no pelucones, entre la libertad y la opresión, entre estado de derecho y el atropello, entre la justicia y la manipulación, entre la libertad de expresión y la censura, entre la transparencia y la corrupción.

Estos proyectos revolucionarios son capaces de todo para lograr su permanencia en el poder. La muestra de esto es Venezuela, principal aliando del gobierno ecuatoriano, donde el Tribunal Supremo “controlado por el Chavismo” decidiese hace unos días retirar las competencias a la Asamblea Nacional controlada por la oposición. Ante esta realidad, la primera tarea de los pueblos, con esto incluyo al ecuatoriano, es de recuperar la democracia.

Ecuador es un país maravilloso, lleno de gente amable y valiente que merece un estado donde se respeten las libertades y los derechos fundamentales.

*Las opiniones aquí publicadas son responsabilidad absoluta de su autor*