QUO VADIS ESPAÑA? -I

 

Llegará el “chavismo” y el extremismo a España?

 

(*) Por Armando Valladares

 

La complejidad de los seres humanos y su falta de memoria histórica, en términos generales, hace que “algunas historias” –casi siempre negativas- se repitan con alguna frecuencia.

España logró, como pocos países, una reconciliación nacional después de heridas muy profundas entre dos sectores de ese país. Luego, olvidando las formulas alcanzadas para cicatrizar viejas heridas, el exjuez Baltazar Garzón, de manera equivocada, trata de imponer en países de América Latina como, Argentina, y otros de la región, acciones revanchistas que no fueron utilizadas, ni aceptadas en su propio país. Evidentemente, un sector de la extrema izquierda de España no había aprendido de su propia experiencia, y otra gran parte de la sociedad española no le dio mayor importancia al asunto….a fin de cuentas no sentían los problemas de sus antiguas colonias como suyos.

El castrismo, representado por su peón principal en el año 2002, el Coronel golpista Hugo Chávez Frías –en ese momento iniciando la construcción del primer país miembro de la Unión de Repúblicas Socialistas Castristas en Sur América- comenzó a financiar en España a la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), de donde provienen los tres principales dirigentes del actual partido Podemos: Pablo Iglesias Turrion, Iñigo Errejon y Luis Alegre. Durante años, el único cliente de dicha fundación fue el gobierno de Venezuela, y se han podido contabilizar más de 5 millones de dólares, libres de impuestos, entregados por Venezuela a la CEPS. Parecía más una organización “chavista” registrada en España que una entidad española.

En el caso de Iglesias, la naciente estrella de la izquierda radical española, trabajó para la fundación CEPS directamente en Venezuela en los años 2006 y 2007, aunque perteneció a la misma desde años anteriores y ocupó cargos directivos desde el año 2008.

Todo lo anterior nos permite sugerir que el partido Podemos, que a los pocos meses de crearse como organización y que ya en estos momentos se presenta como la segunda fuerza política de España habiendo alcanzado el presente año 5 escaños en el parlamento europeo, es un apéndice del CEPS, y es también el brazo político del castro-chavismo-madurismo en España.

Esto ejemplifica como, ante nuestros ojos, el cáncer de este experimento incapaz de producir riquezas, pero sí de multiplicar crisis económicas, así como de desmantelar sistemas democráticos para convertirlos en regímenes dictatoriales con disfraces de democracia ya está en España, y llego para quedarse y apoderarse del poder para siempre si se lo permiten.

Muchos podrán decir que la responsabilidad fue de los partidos políticos tradicionales, de la crisis económica, etc., etc. El problema ahora no es analizar las causas, las que siempre se pueden y podrán corregir dentro de un sistema democrático, el problema está en detener a tiempo esa “locura” que ha tomado tanta fuerza en muy poco tiempo.

Al hacer un análisis de los discursos de Pablo Iglesias, podemos ver desde sus inicios su radicalismo de extrema izquierda marxista: quitarle a los ricos para regalar a los pobres, control de la economía por parte del estado, la salida de España de la OTAN, y hasta la eliminación del euro. Sin embargo, más llamativo es que, desde mediados de este año modero su lenguaje; dejo de mostrarse tan radical y hasta ha sido algo más conciliador, lo mismo hizo Chávez en su campaña para llegar a la presidencia de Venezuela en el año 1998, cuando llego a decir incluso que Cuba no era un modelo para Venezuela, lo mismo también hizo Fidel Castro cuando dijo en New York en el año 1959: “We are not comunist”……lo que paso después en ambos países todos lo sabemos.

Los venezolanos decían en los primeros años de Chávez que lo que había pasado en Cuba no les sucedería a ellos y hoy en día comprenden lo equivocados que estaban, igual pasó a los bolivianos, así como a los ecuatorianos. Esos regímenes, luego de consolidarse, no están dispuestos a entregar el poder por vías democráticas, ellos utilizan la democracia para llegar al poder, modificar después todo, y finalmente quedarse para siempre.

Comprenderá el pueblo Español el peligro que se cierne sobre ellos? Podrán evitarlo?

Comprenderán los políticos decentes de España, que son muchos, que deben encontrar la forma de hacer comprender a su pueblo que la democracia se perfecciona con más democracia, y no con radicalismo de izquierda marxista?

Ojala la madre patria pueda comprenderlo!

 

(*) Former Ambassador of the United States to the United Nations Human Rights Commission