El antisemitismo del Socialismo del Siglo XXI

(*) Amanda Gorski

A la innumerable lista de atrocidades del eje de la “Unión de Repúblicas Socialistas Castristas” (mal llamado Socialismo del Siglo XXI), se debe agregar el profundo espíritu antisemita (judeofovia para algunos estudiosos), de sus máximos representantes.

La dictadura cubana, marcó desde sus mismos orígenes una actitud abiertamente antisemita, y dicha comunidad en Cuba sufrió desde la discriminación hasta la burla oficial.

El abierto y amplio apoyo de todo tipo -desde el entrenamiento hasta el financiamiento- que dieron los servicios cubanos a la OLP (Organización para la Liberación de Palestina), durante todos los años que actuó como una organización terrorista teniendo como principal objetivo la destrucción del estado de Israel, es una prueba fehaciente de mi afirmación. En el año 1993, al menos formalmente, la OLP reconoció al estado de Israel, pero su accionar contra el mismo continuó (fue una cortina de humo para confundir, humo que fue aceptado de manera cómplice por la comunidad internacional en esa fecha).

Haciendo una revisión de las declaraciones del difunto Hugo Chávez Frías, de Evo Morales, de Daniel Ortega, de Rafael Correa y de Cristina Fernández, observaremos  que sus manifestaciones antisemitas, así como sus alianzas con aquellos gobiernos y organizaciones que quieren eliminar de la faz de la tierra a Israel, y sus habitantes, han sido una constante en su actuar.

No menciono a Cuba en el párrafo anterior porque el gobierno cubano y sus servicios de inteligencia, son los que manejan la política exterior de los países mencionados en el mismo.

Ya muchos no recuerdan cuando Fidel Castro, en su última visita a Irán en Mayo del 2001, dijo en un discurso cómo ambos países “pondrían de rodillas” a sus enemigos; queda claro que entre estos se encontraba Israel además de Estados Unidos.

El manejo que ha realizado la presidenta argentina Cristina Fernández en el caso AMIA, y su actitud cómplice con el régimen iraní, son otra muestra de hasta donde pueden llegar estos llamados representantes del Socialismo del Siglo XXI en su espíritu anti-judío.

Si bien la opinión pública internacional es consciente del peligro que representa el eje castrista en este hemisferio occidental contra los ideales de la democracia, la libertad de expresión, y demás libertades garantizadas por las legislaciones internacionales, así como su odio irracional contra los Estados Unidos, existe muy poca consciencia de sus alianzas con aquellas organizaciones y regímenes que siguen empeñadas, a través de acciones, en la aniquilación y destrucción del estado de Israel en el globo.

Es conocido como desde el año 2000, organizaciones terroristas de origen fundamentalista islámico han sentado raíces en territorio venezolano con bases en Isla Margarita y otras regiones de ese país, así como han contado con apoyo logístico de todo tipo de sus servicios especiales, que sabemos también están dirigidos por la dictadura cubana.

También es sabido como desde hace más de 20 años, desde la triple frontera Argentina-Paraguay-Brasil, operan fuera de control células de estas organizaciones terroristas antisemitas y antinorteamericanas. Dichos tentáculos se han extendido a Ecuador ante la vista de todos sin ninguna reacción de las Naciones del continente.

Ante acciones viles y cobardes como las que el grupo “Hamas” realizó en días recientes contra tres adolescentes israelíes, me pregunto por qué no se termina de tomar consciencia de que grupos como “Hamas” quienes tratan de auto diferenciarse de organizaciones como “Al Qaeda”, planteando de manera falsa que sus objetivos son regionales y no globales como los de “AL Qaeda”,  no son otra cosa que más de lo mismo: Organizaciones TERRORISTAS, cuyo único objetivo es destruir al resto del mundo que no esté dispuesto a aceptar el “Califato Islámico Global” a través de la “Yihad”.

Tratan de confundirnos con aparentes diferencias ideológicas entre ambas (Al Qaeda y Hamas), con el solo objetivo de crear confusión en los gobiernos democráticos y civilizados del mundo occidental, pero su meta final es destruir a los Estados Unidos, Israel, y a los demás países que defienden los valores democráticos en el mundo. El eje cubano en la región latinoamericana es el principal instrumento y aliado de dichas organizaciones terroristas en este hemisferio.

Que tiene que suceder para que acabemos de comprender esta grave amenaza?

 

(*) Political scientist, Sociologist, Associate Director of the Interamerican Institute for Democracy.